A buenas horas mangas verdes – Origen de las expresiones populares

Voy a meterme en camisa de once varas para escribir un artículo que, por sí solo, tiene tanto material como para escribir un libro (que los hay y muy buenos). A ojo de buen cubero debe haber varios millares de expresiones que tienen su origen en acontecimientos históricos.

Hace ya algún tiempo que me rondaba por la cabeza escribir acerca del origen y significado de muchas de las expresiones populares que tanto abundan en nuestro lenguaje. Pero, como en tan ardua tarea uno no es el primero, ni será el último, ni el que más expresiones acopie, mi aportación será tan solo referirme a algunas de ellas, citar los libros que las recopilan y, para no cargar con el muerto yo solo, ya que me he pasado la noche en blanco, ni dormirme en los laureles voy a pedir vuestra colaboración (como siempre) a través de comentarios, con aquellas frases que os parezcan relevantes o tengan una bonita historia detrás.

A buenas horas mangas verdes.-

Se utiliza para expresar que algo o alguien llega demasiado tarde, cuando ya no hace falta.

Tiene su origen en la creación de la Santa Hermandad en tiempos de Enrique IV de Castilla y de los Reyes Católicos que pretendían asegurar el cumplimiento de la ley en poblados y caminos para garantizar el orden público, con la función de perseguir, juzgar y castigar a los delincuentes.

Esta especie de policía rural fue muy eficaz en sus primeras épocas, infligiendo castigos muy severos y favoreciendo la autoridad central de la realeza al hacer que la nobleza perdiera gran parte de su inmenso poder e influencia. No obstante, algunos autores afirman que posteriormente cedió en disciplina y eficacia debido fundamentalmente a las siguientes causas: resultar escasa para Ejército permanente y, sin embargo excesiva para cuerpo de seguridad; suponer una considerable carga para los pueblos que debían pagarla; y el emplear cada vez más frecuentemente al Ejército regular en misiones de orden público. Se dice, por ejemplo, que los mangas verdes no llegaban nunca a tiempo, que los crímenes quedaban impunes o que los propios aldeanos se las componían para dar solución a sus problemas, de modo que cuando aparecían, su labor era innecesaria. Por esta razón, se supone, el pueblo acuñó la expresión «¡A buenas horas, mangas verdes!» como símbolo de inoperancia, tardanza o inutilidad. WIKIPEDIA.

A ojo de buen cubero.-

Significa hacer algo sin medir, calculando mentalmente.

Tiene su origen en la falta de reglamentación en las antiguas regiones o reinos a propósito de los sistemas de medida. La medida de la capacidad de las cubas para contener agua, vino o cualquier otro líquido se basaba en el buen ojo del cubero, que las fabricaba una a una.

Meterse en camisa de once varas.-

Comprometerse a algo para lo que no se está preparado.

Tiene que ver con una antigua ceremonia que se realizaba en la Edad Media a la hora de adoptar a un hijo y que consistía en que el padre hacía pasar al hijo a través de la manga muy ancha de una camisa y lo sacaba por el cuello, besándole finalmente en la frente. Como quiera que no todas las adopciones terminaban bien, se empezó a utilizar la frase para advertir de los inconvenientes de complicarse innecesariamente la vida.

Salvarse por los pelos.- 

Conseguir solucionar un problema en el último momento.

Antiguamente muchos marineros no sabían nadar y, si por desgracia caían al agua por un golpe de mar, llevar el pelo largo era la única forma que sus compañeros tenían de rescatarlos, agarrándoles de la melena y devolviéndolos al barco.

En 1809 se dictó una orden que obligaba a los marineros a cortarse el pelo, lo que provocó numerosas protestas, entra las que destaca una carta dirigida al rey José I Bonaparte, y que debió surtir efecto pues pronto las autoridades la derogaron.

Irse o salir por los cerros de Úbeda.-

Intervenir en una conversación con algo totalmente ajeno al tema del que se está hablando, bien por empezar a divagar, bien por evitar hablar más sobre el tema concreto.

De todas las versiones del origen de esta popular frase, la más verosímil es la que cuenta la historia de la expulsión de los Almohades de esa ciudad en 1233. Se cuenta que un capitán del rey Fernando III el Santo, llamado Álvar Fáñez el Mozo desapareció poco antes de entrar en combate para acudir a una cita con una moza a esa misma hora. A su vuelta, y cuando ya la ciudad había sido reconquistada, al preguntarle el Rey que dónde había estado, Álvar contestó que “por los cerros de Úbeda”. Aunque originariamente la frase se tomó en el sentido de cobardía, el significado actual es sinónimo de “irse por las ramas” o “salirse por la tangente”.

Aunque poco a poco iré colocando alguna expresión más, lo verdaderamente importante para quién le gusten este tipo de anécdotas está en los enlaces que vienen a continuación. Hay buenos e interesantes libros que recopilan la mayoría de estas frases y que cuentan su historia.

El porqué de los dichos – J. M. Iribarren

Del hecho al dicho – Gregorio Duval

Abecedario de dichos y frases hechas – Guillermo Suazo

Diccionario de dichos y frases hechas – Juan Salanova

A buen entendedor – J. L. García Remiro

También podemos encontrar un buen número de expresiones comentadas en este blog:

Expresiones españolas para Erasmus en apuros.

About these ads

Un pensamiento en “A buenas horas mangas verdes – Origen de las expresiones populares

  1. Pingback: Estudio sobre mis estadísticas – Hábitos de los visitantes « @lfon…Set

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s