Curro Castillo, qué pasa con el libro?

Querido Curro Castillo:

 

Antes de manifestar mi enfado quiero felicitarte  por el premio Marconi de Radio,  tan bien merecido en algunos aspectos. Yo personalmente, después de que leas esta carta, te otorgaba otro bien distinto.

Ahora bien, lo que no llego a entender cómo  siendo tan profesional y teniendo a tu disposición tan inmejorable medio de comunicación, no eres capaz de dar explicaciones  a tantos oyentes que se encuentran  en la misma situación que yo.

Te refresco la memoria…

Hace dos años y medio (noviembre de 2004) fue elegido uno de mis relatos para tu programa.  Contigo, comentando los relatos, estaba el profesor Javier Sagarna, y Enrique Dueñas, editor de Minor Network S.L., en la que anunciabais que se publicarían todos los relatos seleccionados.

Firmé un contrato con vosotros y no supe nada más hasta pasado un año que, os mandé un e-mail,  solicitando  información sobre el tiempo que tardaríais en publicarlo. La respuesta fue, que todavía faltaban firmas en los contratos…

Después de otro año y medio llamé directamente al programa para dar una queja. Me ofrecieron  un correo electrónico a nombre de Curro para que tú personalmente  me dieras una explicación. Pero los mensajes no llegaban. Me venían devueltos como si el e-mail no existiera.

Curro,  ¿Qué es lo que pasa? ¿He de pensar que todo esto es un engaño? ¿Es solo una manera de atraer audiencia?

A todos los que tenemos esta pequeña afición, gente como tú nos hace tambalear. Me da a entender que solo sirvió para relleno del programa.

Actualmente, habéis cambiado la dinámica del concurso. Ahora Julio Espinosa sustituye a Javier Sagarna, y ya no premiáis  los relatos seleccionados. Simplemente se leen en antena y en directo por el autor. Me parece muy bien, es más, tuve la oportunidad de leer otro de mis relatos breves, pero sabía a qué atenerme.

            Hace poco quise participar en otro concurso de la parrilla de Onda Madrid, en “La sal de la vida”. Después de intentarlo varias veces por fin me cogieron la llamada, me tuvieron en espera varios minutos y sin dejarme decir palabra,  me colgaron el teléfono. Ese día lo dejé por imposible, pero volví a intentarlo en otra ocasión.  El día 30 de marzo de 2007 llamé y todavía me quedé más pasmada… Tras cogerme la llamada y comunicarles que era para participar, volvieron a dejarme en espera pero sin colgar el auricular. Pude así escuchar los entresijos del programa: las carreras, los gritos del personal y toda la tensión de ese mundillo, ¡realmente patético! Escuché una voz más cercana que decía”Coño ya… con los del puñetero concurso” y seguidamente me colgó.

             Estos gestos me hacen pensar si merece la pena seguir escuchando vuestra emisora. Creo que lo seguiré haciendo, soy valenciana y ya que me he instalado en esta ciudad, (Madrid)  seguiré preocupándome por  todo lo que le concierne, pero en mi opinión,  habéis perdido mucho de vuestro prestigio.

Fdo. Julia.

 

8 pensamientos en “Curro Castillo, qué pasa con el libro?

  1. Curro Castillo no muestra respeto alguno por quienes le llenamos el programa. Él ya está contento con que le resuelvan la papeleta y luego olvida sus compromisos. Así le irá en la vida. No obstante, deberíamos estar contentos de que nuestros relatos hayan sonado en antena. Promesas, promesas, promesas.

  2. Es este un personaje curioso. No sé , pero creo que ,desgraciadamente, común en su mundillo. Además éste en concreto, tiene reguero de ‘muertos’ tras de si: amigos, colaboradores, compañeros,… todo un personaje.

  3. Curro Castillo es una persona encantadora y estoy segura de que él no sabe nada de esto porque sino se hubiera puesto en contacto con ustedes. Me parece muy poco profesional que ustedes tan expertos que se ve que son, hablen así de él.

    • Te voy a responder rapidito y contundente. Curro Castillo está enterado perfectamente del asunto y se ha desmarcado totalmente de él. Hace ya años que colea este tema y nunca, nunca ha atendido a las llamadas por teléfono que se le hicieron a la emisora donde se leían los relatos. No sé quién le engañaría a él con el tema de la publicación, pero nunca ha dado la cara por los autores. Todo muy bonito para ganar audiencia y luego les dejó tirados. Es un impresentable y un cobarde. ¿Queda claro?

    • No es un simple relato, es un incumplimiento de contrato, que nos hicieron firmar para después darnos copia y publicar el libro y que se ha quedado en nada. El contrato suponía una parte de los beneficios de ventas. Al no publicarlo, lo que han cometido es una estafa. Curro Castillo se beneficiaba de audiencia en su programa gracias al reclamo de la participación de los oyentes. Al no dar la cara públicamente se convierte en cómplice de la estafa.

  4. Siempre hay gente que aprovecha para dejar todo tipo de comentarios maliciosos e interesados.. Bajo mi punto de vista estamos ante uno de los pocos periodistas que no son “chaqueteros”, que no bailan al son que les tocan y que no se ha vendido a ningún medio. Creo que el revuelo que has montado lo tendrías que reclamar a quien lo convocó. Es decir, a la cadena, no a su presentador.
    Sin embargo quiero pensar que no estás montando todo este lío para desacreditar a Curro Castillo. Tendrás tus motivos y tu enfado, pero este no es lugar para que permitas comentarios como los que están haciendo sobre él, más arriba.

    El post es tuyo y tú eres la última responsable y moderadora de lo que en él se publique.
    Siento lo de tu edición (una cosa no quita la otra) y estás en tu sano derecho de reclamar lo que consideras que es tuyo.

  5. Hola Julia.

    Siento el problema que has tenido con la publicación del relato. Desconozco cuáles han sido los motivos por los que finalmente no se han publicado, pero veo plenamente plausible que el problema haya radicado en las firmas de contratos.

    Trabajo con el sector editorial y me he encontrado con más de una situación donde, después de tenerlo todo cerrado (acuerdos, autores, textos, porcentajes, medios de explotación, etc.) una de las partes quiere incluir una cláusula de última hora que desbarata todos los acuerdos alcanzados.

    En estas situaciones se intenta renegociar. Pero, si ya es complicado llegar a un acuerdo cuando son dos las partes que se han de sentar en la mesa, la cosa se complica cuando hay más partes interesadas.

    Ahora, el sector editorial no pasa por su mejor momento (sólo hay que ver cómo cae cada año el volumen de ventas), y nadie quiere arriesgar publicando textos de autores desconocidos. El tirón mediático que pueda tener un concurso de radio es efímero y apenas genera ventas. Por eso, para recuperar la inversión realizada en la construcción del libro (revisión lingüística, de estilo, ortotipográfica, maquetación, ilustración, imágenes, diseño de colección, impresión, encuadernación, almacenamiento, distribución, ubicación en punto de venta, etc.), hay que invertir más dinero aún en el marketing y promoción.

    Es una pena que te veas perjudicada por todos estos problemas. A mi también me gusta escribir y comprendo a la perfección tu frustración.

    Por otro lado, tuve la suerte de conocer a Curro Castillo y de trabajar con él. Te aseguro que, si es buen comunicador y periodista, es aún mejor persona. Le he visto pelearse por causas injustas ajenas a él. Le he visto encararse a situaciones que no le aportaban ningún beneficio (más bien, lo contrario) por tratar de ayudar a un tercero. Y le he visto luchar para que la gente no caiga en la desidia a la que parecemos hoy condenados. Y le he visto abatido cuando alguno alguno de los participantes en un programa (por ejemplo, patrocinadores) se han amparado en la legalidad para no cumplir con sus obligaciones.

    Ten por seguro que, si no ha sido posible solucionar tu problema, es que no ha estado en su mano. Posiblemente, él ni siquiera sepa que finalmente los relatos no se han impreso. Los conductores de los programas no tienen acceso a los acuerdos y contratos que firman dos o más empresas.

    Estoy convencido de que, en este tiempo, has tenido en Curro Castillo un aliado más que un enemigo.

    Tienes toda la razón para estar enfadada e indignada por la atención que te han dado al tratar de contactar con él durante un programa. La falta de atención y de educación de los asistentes y técnicos que puedan haber participado en el programa, no tiene nombre. Pero en el transcurso de un programa Curro Castillo está encerrado en el estudio, delante del micro, atendiendo a los miles de detalles que dependen directamente de él. Hay tareas que tiene que delegar en terceros, como la de atender las llamadas. No sabes la cantidad de veces que le he escuchado pedir a la gente que trabaja con él el máximo respeto por la gente que les escucha: respeto, humildad y cariño a la audiencia. Por eso, no creo que sea justo achacar a Curro Castillo el comportamiento de terceros.

    Te animo a que sigas plasmando cuentos, relatos y sentimientos en un folio. Seguro que llegarán algún día a alguien que aprecie su belleza.

    Espero tener la suerte de leerte algún día. Hasta entonces, un abrazo fuerte.

    Carlos

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s