Destacado

Increíble, pero mentira – Cómo detectar un Hoax y qué hacer con él

barraAzul

ENLACES A OTRAS ENTRADAS DEL BLOG

libro icoseparador doblesupport_manualseparador dobleAvatarseparador dobleImagen1separador dobleimage_galleryseparador dobleimages tres rayaseparador doblenube3separador dobleilusiones-giratorias-2libro científicoseparador doblearbol vectorseparador doblevector planoseparador doblelogo Marleyseparador dobleApalabrados-Letrasseparador dobleenero-2014separador doblevector cámara2separador dobletransición gif 6060loonapix_132004933632054280381separador doblePaisaje verdeseparador dobleobjetivo 2separador dobleLOGO-PHOTOSHOP_01separador doblelengua_signosseparador doblevector ideaseparador doblerascacielosseparador dobleclave de sol

barraAzul

Dedicado a Bes.

Increible

¿Te suena de algo este mensaje?

“ Gente ahora si que si. Whatsapp va a pasar a ser de pago de manera inminente. Si te fijas en todos los estados de tus contactos pone que esta UNAVAILABLE. El sistema se esta preparando para pasar a ser de pago los que no reenvien este mensaje dando su cococonsentimiento explicito. Date prisa porque solo podras beneficiarte de esto reenviando este mensaje a 20 personas antes del viernes 30 de noviembre “

A80DKZ9CEAEpyH8

Efectivamente, se trata de un hoax, bulo, rumor, mentirijilla, leyenda urbana o como lo queráis llamar. Un hoax es un mensaje falso diseñado de forma que muchas personas que lo han recibido, lo vuelven a reenviar de forma masiva pensando que están ayudando o alertando de algo a sus contactos. Casi siempre son historias increíbles y curiosas, generalmente de temas relacionados con la salud y que desprestigian a determinadas marcas comerciales (Coca Cola Zero, Actimel, McDonald’s, L’Oréal), o alertan de posibles virus en correos infectados con resultados catastróficos para nuestro Pc. También los que alertan de cierres de cuentas de correo (hotmail), de cobro por servicios (Whatsapp, Telefónica).

Estas noticias falsas o rumores, que antes se transmitían de boca en boca o por fotocopias, han encontrado en Internet, el correo electrónico y los servicios de mensajería gratuita el medio de difusión perfecto. La repercusión del bulo se ha incrementado de forma exponencial con los smartphones. Un estudio de la Asociación de Internautas (de hace unos años) revelaba que a casi un 70% de los destinatarios de esos mensajes les costaba diferenciar entre una noticia falsa y una verdadera. Según una cita atribuida a Winston Churchill “Una mentira da media vuelta al mundo antes de que la verdad se ponga los pantalones”.

¿Cómo diferenciar una noticia real de un bulo?

Hay cientos de páginas de Internet que proponen sus propias conclusiones sobre los elementos que distinguen y caracterizan a un hoax. Yo no iba a ser menos y también propongo las mías, que no son sino una recopilación de las más comunes y aceptadas.

Son atemporales. Carecen de fecha de publicación con el fin de pervivir el mayor tiempo en la Red.

Son anónimas. No citan la fuente ni autor, con el fin de evitar repercusiones legales. Si citan una fuente, suele ser de forma imprecisa. A veces mezclan datos reales: una Universidad que sí existe, con un profesor que nadie conoce (bulo de los imanes).

Son textos breves para facilitar su lectura y a veces van acompañados de alguna imagen, también manipulada.

Están redactados en primera persona, como testimonio personal, avisan de que le ha sucedido a algún conocido o familiar,  o que lo han dicho en la radio o la TV.

– Suelen hacer referencia a productos o servicios de conocidas compañias multinacionales.

Advierten sobre peligros, escándalos, injusticias y estafas. El destinatario lo reenvía de buena fe, pensando en el “por si acaso…”, ya que anteponen los posibles beneficios de difundir una noticia (aun a riesgo de que sea falsa), al perjuicio que supone perder el tiempo en su lectura.

Contienen en ocasiones errores gramaticales. Usan palabras no habituales, fruto de una mala traducción o abreviaturas frecuentes en mensajería móvil.

– Circulan versiones del mismo mensaje que se van modificando con el tiempo (lugar, testimonios, etc) con el fin de resultar más creíbles.

Invitan al reenvío. Nos hacen cómplices de la noticia y nos recomiendan alertar de inmediato a nuestros contactos, engordando así la cadena.

¿Qué fin persiguen los Hoax?

A diferencia de otras amenazas de Internet (fraude, robo de datos confidenciales, suplantación de identidad, etc.),  los hoax no persiguen como objetivo principal obtener un beneficio económico a corto plazo.

Hay diferentes motivaciones:

– Un mero afán de diversión por parte del creador.

– Generar impacto social o polémica sobre algún asunto.

– La obtención de cuentas de correo para el envío posterior de spam, phishing, virus.

– El desprestigio intencionado de determinadas marcas con el claro objeto de perjudicar su imagen comercial y algunos otros oscuros intereses.

¿Qué hacer ante un posible Hoax?

A estas alturas, está claro: LO QUE NO HAY QUE HACER ES REENVIARLO.  Aunque si somos de ese 70% que nos las cuelan dobladas y tenemos dudas razonables del mensaje lo mejor es contrastar la información. No nos será dificil, ni nos llevará mucho tiempo,  buscar en Internet “hoax + alguna de las palabras clave del mensaje” para comprobar si se trata de un camelo.

Hay quien opina que lo mejor es no hacer nada. Olvidarlo y ya está. Yo no estoy muy de acuerdo con esta postura cómoda. No seremos parte activa de la cadena, pero no ayudaremos a desactivarla y nos seguiran llegando falsos mensajes de nuestros contactos.

Queda una tercera vía. Agradecer amablemente el gesto a nuestro remitente pero advertirle de la falsedad del mensaje. Insisto en lo de amablemente. Hace poco una muy buena amistad se enojó conmigo por hacerle una observación sobre un hoax en un tono algo irónico. Y claro, no se trata de eso.

Sitios donde contrastar si un mensaje es hoax.

http://www.rompecadenas.com.ar/ Un clásico.
http://www.vsantivirus.com/hoaxes.htm La mayoría de ellos con unos cuantos años a sus espaldas.
https://www.osi.es/ Oficina de Seguridad del Internauta. Avisos sobre nuevas vulnerabilidades, fraudes, etc.
http://www.inteco.es/home/instituto_nacional_tecnologias_comunicacion/ Página del Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación.

A modo de apéndice, propongo utilizar la sección de comentarios como una base de datos con diferentes bulos que nos vayan llegando.

Por último una cita atribuida a Claud Cockburn, periodista inglés:  “no hay que creer nunca nada hasta que haya sido oficialmente negado” (ojo que lo visto por ahí y lo he copiado literal. Puede ser falso)